Mi amigo Kruger, proyectos, vida y obseción.
¡Somos gráficos!